Trabajando por tener días como el de hoy

Hoy es un día especial, uno de los días más felices de los más de 18 años de mi carrera profesional en el mundo de la informática.

La creación de sistemas informáticos me apasiona, los he creado de muy diferentes tipos pero uno de estos tipos, proyectado en una aplicación de gran envergadura, se me resistía.

Hace mucho mucho tiempo decidí que quería alcanzar esta meta. El camino elegido no había sido el directo sino un camino paralelo que en algún momento debía confluir con el camino objetivo.

Pero con el paso de los años, las circunstancias personales y profesionales parecía todo lo contrario, ese objetivo se alejaba, se alejaba y no parecía nunca alcanzable…

Hasta que uno da un puñetazo silencioso sobre la mesa, reflexiona, decide romper sus propios miedos y límites, genera oportunidades y construye una estrategia en la que llevamos metidos cerca de dos años y que con duro trabajo nos ha vuelto a situar tan tan cerca de esa meta que parece un sueño.

Hoy el sueño de divertir a la gente mediante un proyecto de gran envergadura está muy muy cerca de hacerse realidad.

Hoy, descansaremos felices, con la ilusión de todo un equipo por materializar esta gran oportunidad.

Quemando etapas: Alumnos de bachillerato

virgen-del-remedio-alcorcon

Hace muchísimo tiempo que tenía ganas de hacer esto. Ya con unos cuantos años de experiencia a mi espalda en el sector de las tecnologías de la información y, otros tantos, en la enseñanza universitaria, llegaba el momento de poder contar mi historia a la gente por si pudiera servirle de algo.

Esta iniciativa ya se la había contado a diferentes amigos profesores que tengo en bachillerato, a todos les parecía muy buena idea pero con ellos, por diferentes motivos, todavía no ha cuajado.

Ha sido el colegio al que van mis hijos el que me ha ofrecido la oportunidad de contar mi experiencia a los alumnos de bachillerato. En el día de ayer, 5 de noviembre de 2013, en el colegio Virgen del Remedio de Alcorcón, he tenido la suerte de iniciar unas sesiones de charlas en las que los padres podemos contar nuestra historia a los alumnos de bachillerato para servirles de inspiración en su futuro inmediato.

A modo de resumen he organizado la charla para hacerles ver cuáles son las claves que yo he considerado más importantes para alcanzar la plenitud profesional. Todo ello, siempre intentando ponerme en el punto de vista de esos chicos de 18 años, que todos hemos sido. De esta forma, les he hablado de claves como la pasión, la creatividad, la formación, el trabajo en equipo, la comunicación, la actitud y la familia. Aspectos, estos, que aunque parezcan fundamentales son olvidados por muchos.

La experiencia ha sido inolvidable. Me llevo la sensación de que mi mensaje ha llegado y la creencia de tener nuevos amigos por el barrio.

Cuanto más “aprendo” menos se

michael-phelps

Probablemente muchas de las circunstancias a las que nos enfrentamos en nuestra vida nos producen una sensación de miedo. Un miedo que puede condicionar nuestras acciones.

Los deportistas no se libran de este miedo, probablemente se tengan que enfrentar a multitud de situaciones en las cuales tengan que vencerlos o intentar superarlos. Numerosos son los momentos en los cuales podemos apreciarlo. Este viernes viendo un combate de boxeo entre Floyd Mayweather y Gatti (campeonato del mundo superligero CMB en 2005), el primero estaba castigando a Gatti (el campeón) haciéndole besar la lona varias veces, levantándose otras tantas el campeón. Hasta que tuvieron que suspender el combate, pero Gatti seguía y seguía. No creo que Mayweather no tuviera miedo, a mi me lo daría.

¿Quién podría pensar que Michael Phelps le tuviera miedo al agua cuando tenía 7 años? En su bibliografía explica que se refugia en ella para no oír discutir a sus padres. ¿Algo que te da miedo puede ayudarte? ¿O el hecho de intentar vencerlo es lo que te ayuda?

Todo el mundo conoce a Mike Tyson más conocido como el terror del Garden (¿será por que producía miedo a sus rivales?), Peso pesado del boxeo que fue el campeón del mundo más joven. En el documental dirigido por James Toback comenta que “No soy un animal. Solo soy un ser humano asustado”.

Pete Mickeal jugador de baloncesto del Regal Barcelona comenta en una entrevista para Marca que no siente miedo en los momentos importantes debido a que vivió el suicidio de su primo, y nada que pueda pasar en un partido será peor que lo que pasó ese día.

Uno de mis miedos (de muchos que tengo) es que cuando más leo, más estudio y más quiero aprender, me doy cuenta que menos sé. A diario me cuestiono cosas que pensaba que tenía dominadas, veo nuevos métodos que me hacen dudar, conozco gente que me impresiona todo lo que sabe y que probablemente no llegue a dominar. Eso sí, no cesaré en mi empeño de seguir adelante, como Gatti en su combate o una de las películas que más me han impactado y que no me canso de ver, interpretada por Paul Newman llamada “la leyenda del indomable”.

Os dejo con una frase que me hace reflexionar: “cuanto más aprende uno, más se da cuenta de lo que no sabe”. Escena que resume La leyenda del Indomable.

¿Cuántos records se habrían logrado sin ayuda de la tecnología?

Eddy Merckx

Viernes 10, 6:30 de la mañana y salgo a correr con mi compañero (y amigo) de carrera de los Viernes. El frío apenas nos deja hablar y a mi me da por pensar en una charla que presencie hace unos dos meses. Relaciona la tecnología con el deporte y la actividad física.

Pues resulta que en 1972 Eddy Merckx recorrió 49.431 metros en una hora. En 1996 Chris Boardmand recorrió 56.375, es decir, 6944 metros (casi 7 kilómetros más en una hora). A primera vista no tiene por que sorprendernos, ya que estamos acostumbrados a ver como se baten records constantemente, en multitud de especialidades deportivas. Sin embargo, este último ciclista recorrió 49.441 metros (es decir 10 metros más que los realizados 24 años antes y casi 7 kilómetros menos que los realizados cuatro años antes) realizando la prueba de la hora con una bicicleta de las mismas características que la que utilizó Eddy Merckx.

¿Podríamos decir que es doping tecnológico? Lo que está claro es que en algunos aspectos hemos ganado mucho pero en otros probablemente no. Todo el deporte ha evolucionado mucho en multitud de aspectos, los atletas son más y más profesionales, los métodos de entrenamiento han evolucionado (¿o no?), los equipamientos y las instalaciones son mejores y hacen posible que las condiciones para la competición sean mejor, sin embargo, 24 años después la diferencia son 10 metros.

Esta reflexión hace que me cuestione multitud de cosas. ¿La tecnología nos ayuda y beneficia en nuestra vida diaria?. ¿O ya no sabemos que hacer sin dicha tecnología?. ¿Realmente necesitamos toda la tecnología que utilizamos?
Solo se que cada vez aparecen más compañeros de profesión que “inventan nuevos” métodos de entrenamiento, ejercicios, tendencias, etc. Realmente son mejores estos nuevos ejercicios que los anteriores. Un claro ejemplo es el Pilates (tiene una antigüedad de casi 100 años).

Valoremos más los éxitos anteriores, cuando los materiales eran más rudimentarios, y no debemos dejarnos deslumbrar por los grandes éxitos conseguidos, los records deben realizarse en las mismas condiciones. Al final la diferencia puede ser solo de 10 metros y eso nos pone en nuestro lugar.

http://www.youtube.com/watch?v=cHhuRfSFfwg&feature=related

Reflexiones de un entrenador

Nadal

Con el ritmo de vida que llevamos actualmente, con la situación social y económica que vivimos, …, pocos momentos de reflexión tenemos para detener un poco el tiempo y poder observar lo que hacemos en nuestra vida y la gente que tenemos alrededor.

Mis momentos de reflexión son sobretodo cuando practico actividad física y tengo ese tiempo tan necesario para poder pensar en cosas “intrascendentes”. Esta tarde cuando corría he visualizado el partido de hoy de la final del Open de Australia entre Djokovic y Rafa Nadal (que mejor episodio de la historia deportiva para iniciarme en este blog al que me han invitado a colaborar).

Es evidente que cuando se ven competiciones deportivas y no eres seguidor de los contendientes siempre te decantas por uno o por otro. En mi caso siempre ha sido por el que iba por detrás, el boxeador que estaba contra las cuerdas, el equipo de fútbol que perdía de uno o de dos, …, cuando los focos y las cámaras se dirigen al equipo ganador, al primero que llega a la meta o el púgil que manda a la lona al otro, yo siempre me quedo con el que sufre la derrota, al que lucha hasta la extenuación intentando buscar el logro por el que tanto ha entrenado (tiempo que no percibimos, ya que solo vemos el resultado del momento), al que mira y observa a su contendiente subir al primer escalón del podium. Siendo ese el momento en donde se empieza a preparar la próxima competición, el próximo combate y el próximo partido. Es el momento en el que empiezas a levantarte.

Deportistas como Rafa Nadal nos enseñan que tenemos que seguir luchando para conseguir las cosas por las que nos preparamos, no todo nos sale a la primera (lo mas normal es que tengamos que seguir perseverando para conseguir lo que pretendemos). Fito en una de sus canciones nos enseña que no debemos sentirnos mal si algo no nos sale bien, yo pienso que nos sentiremos mal cuando no intentemos hacerlo lo mejor posible.

También es importante tener tiempo para reflexionar aquellas cosas que consideramos “intrascendentes” y en aquellas personas que nos rodean, Mañana mientras entrene seguiré reflexionando.

http://youtu.be/2FVMrSU0tDA

Muchas gracias Jorge por poder colaborar en tu blog y poner por escrito algunos de mis pensamiento.